Omitir vínculos de exploración
Gaceta Septiembre 2014
Entrega de medallas por los años laborados en la UNAM
Nuevo jefe en la Unidad Académica Sisal
El Instituto de Ingeniería participa en la presentación de proyectos de innovación y desarrollo tecnológico de la UNAM
Fungifree AB: primer biofungicida amigable con el medioambiente desarrollado en México
Investigación en la academia y sus vínculos con la industria
Corrosión y Protección: empresa de innovación tecnológica desarrollada en la UNAM
Taller “Gestión de la recarga de acuíferos y los procesos de colmatación”
Libia Georgina Carmona Paredes
Ciclo Binario de Evaporación Instantánea iiDEA
Ocho puntos importantes a tomar en cuenta en el manejo de proyectos 7/8
Actividades extraacadémicas
Capsulas de TI Hackers
Seguimiento de la producción de artículos
Nuevos nombramientos
Editorial  
Portada Salón de seminarios 

RECURSOS PROPIOS PARA MEJORAR NUESTRA INFRAESTRUCTURA

Dentro del quinto eje estratégico (sostenibilidad) del Plan de Desarrollo 2012-2016 del Instituto de Ingeniería se encuentra el proyecto Modernización de Instalaciones, Infraestructura y Equipamiento (MIIE), uno de los ocho proyectos que lo conforman. El MIIE tiene por objetivos (a) integrar un plan maestro de inversión para la construcción de nueva infraestructura, la compra de equipo y los requerimientos asociados de personal, con base en una planeación académica incluyente que considere los resultados del proyecto TEI (Temas Estratégicos de Investigación), con una visión a mediano y largo plazo; (b) buscar alternativas para incrementar los espacios o adecuarlos a las necesidades actuales; y (c) considerar los aspectos de sostenibilidad en las construcciones que se realicen.

Este importante proyecto atiende el sexto reto identificado en esta gestión, que consiste en aplicar los excedentes de los ingresos extraordinarios con responsabilidad y visión a mediano y largo plazo, con base en un amplio ejercicio de planeación.

El buen desempeño del Instituto se ha visto reflejado en una mejora en importantes indicadores de la productividad académica y en la captación de ingresos extraordinarios. Como resultado de esto último, se tienen recursos etiquetados para infraestructura y equipamiento, los cuales ya están siendo ejercidos dentro del marco del proyecto MIIE.

En una primera etapa de asignación, realizada en 2011, se destinaron 32 millones de pesos a diversos equipos propuestos y presentados por investigadores a título personal y en conjunto ante un comité ad hoc. En este año, tras un proceso más incluyente que partió de cada coordinación, donde se identificaron las necesidades y las prioridades, el comité ha asignado 21 millones de pesos a la compra de nuevos equipos, previendo que la cifra cierre cerca de los 25 millones al concluir el proceso en este mismo mes. A lo anterior hay que agregar inversiones importantes en las remodelaciones profundas del edificio 4, la planta baja del edificio 1 y el salón de seminarios Emilio Rosenblueth.

Por otro lado, y no menos importante, se ha avanzado en el anteproyecto de un nuevo edificio para albergar académicos y becarios, además de un nuevo y versátil auditorio. Esta infraestructura ya tiene carácter de urgente, dada la demanda de espacios por parte de diversos grupos y jefes de proyecto, resultado del crecimiento que ha implicado el incremento del número y la relevancia de proyectos patrocinados que hemos registrado en los últimos años. El sitio identificado para ello es el que ocupa actualmente el Laboratorio de Hidromecánica y el Canal de Oleaje (edificio 8). Una complejidad de este nuevo edifico es que debe conservar el actual uso del terreno, por lo que contempla construir esos laboratorios en el basamento. Al estar dentro del perímetro del campus declarado como patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO, se ha desarrollado una propuesta que pueda ser aceptable para las instancias evaluadoras que intervienen en estos casos, dentro y fuera de la UNAM. Este proceso ha llevado tiempo y aún no concluye, pero se espera lograr la autorización en las próximas semanas.
Se tienen ya las reservas financieras suficientes para cubrir la inversión del nuevo edificio y parte del mobiliario. La proyección es que en el resto del presente año y parte del próximo se alcancen los recursos para cubrir en la totalidad el costo del nuevo edificio, incluidas las instalaciones de voz y datos, así como del mobiliario.

El Instituto de Ingeniería tiene al frente importantes retos ante una creciente demanda de sus competencias y capacidades, detonada en buena parte por la nueva gran infraestructura que está gestándose en el país. Ante ello, es indispensable contar con los espacios de trabajo y los equipamientos adecuados para poder cumplir con nuestro mandato. En eso estamos trabajando.

Adalberto Noyola Robles
Director