Omitir vínculos de exploración
Gaceta Septiembre 2013
Renovación Urbana Sostenible
Reflexión y análisis sobre la actual estructura académica, y exploración de posibles adecuaciones
Biotecnología algal
Estancias académicas
El ciclo del nitrógeno en la depuración del agua
Premio José A. Cuevas 2012
Dr. Fernando González Villareal, Premio Nacional de Ingeniería 2012
Tercer lugar de los mejores trabajos en la modalidad de cartel
Los becarios de nuevo ingreso
Primer Seminario de Análisis de Ciclo de Vida en México
Quinta Jornada del Agua
Nombramientos
Seguimiento de la producción de artículos publicados en revistas con factor de impacto del personal académico del II
Inicio 
 
En la búsqueda de nuevas formas de realizar el trabajo académico

El pasado 8 de agosto, 47 académicos de las tres subdirecciones del Instituto de Ingeniería nos reunimos durante todo un día para desarrollar una sesión de trabajo que puede ser de gran trascendencia para el futuro del Instituto. La reunión se realizó en un espacio fuera de Ciudad Universitaria, ya que se pretendió, y se logró, dedicación y concentración total en la tarea.

En la reunión, que llevó por título “Reflexión y análisis sobre la actual estructura académica del Instituto de Ingeniería y exploración de posibles adecuaciones”, también participaron tres miembros de la Secretaría Administrativa, el grupo de planeación de este instituto y los consulto­res responsables de preparar y conducir la reunión, así como de elaborar el informe del ejercicio.

Esta actividad se enmarca dentro del Plan de Desarrollo 2012-2016 y atiende en particular el segundo reto institucional, que consiste en la “identificación y aplicación de nuevas formas de orga­nización del trabajo académico que fomenten la colaboración entre pares y potencien la capacidad institucional”. Así mismo, atiende el proyecto Superación Académica, con el objetivo de “mejorar los esquemas organizacionales para fortalecer e impulsar la investigación, el desarrollo tecnológico y la colaboración interna”. Con ello se pretende dar un impulso firme a la materia del anterior proyecto Formas de Trabajo, el que menor avance presentó dentro del Plan de Desarrollo del periodo pasado.

La organización de la reunión, en sesiones plenarias y por grupos, permitió discutir sobre los factores externos que favorecen o dificultan el cumplimiento de nuestra misión institucional y nuestro desarrollo, junto con los factores que emergerán y que podrían afectarnos, para terminar con ele­mentos de solución. La participación de los académicos fue propositiva, en un ambiente de respeto y apertura. En breve se dará a conocer el informe final de esta importante actividad de planeación.

Como trasfondo, se reconoce que la estructura y la forma de trabajo académico del Instituto no ha tenido cambios relevantes durante más de 30 años, y que la figura de “jefe de proyecto” debe ser revisada, ya que requiere mejores condiciones y competencias para ejercer su lideraz­go. Como elemento preocupante se identifica que esta forma de atender los proyectos ha llevado a una limitada colaboración entre pares y a insuficiente trabajo en equipo, lo que debilita la capacidad de respuesta institucional.

Las condiciones actuales obligan al Instituto de Ingeniería a fortalecer su liderazgo, generar nuevas capacidades y lograr una mayor adaptación a los cambios y las demandas del entorno. Este contexto coloca al Instituto ante la necesidad de transformarse en una organización más abierta y flexible, con una eficiente comunicación interna, que le permita potenciar sus capaci­dades y fortalecer su competitividad.

El proceso iniciado parte entonces del diagnóstico de la situación, identificando alternativas de organización para diseñar, si es posible, una nueva estructura que permita posteriormente su instrumentación y, en un cierto tiempo, la evaluación de su funcionamiento.

Lo que se espera alcanzar al término del ejercicio integral, del cual se ha cumplido tan solo la primera etapa, es que la nueva forma de operar facilite los procesos de gestión y logro de metas, donde habrá una mayor corresponsabilidad de todos por los resultados institucionales, en un ambiente de fomento a la colaboración, lo que potenciará el cumplimiento de objetivos, el incremento de la productividad académica y el impacto del Instituto en la sociedad.

A todos los que participaron, muchas gracias por sus valiosas aportaciones; quienes no lo hicieron, esperamos sus comentarios cuando se publique el informe de cierre de la actividad.

Adalberto Noyola Robles

Director